La emoción de Montaner al reencontrarse con su primera maestra de piano, en La Voz

0
137

Ricardo Montaner tuvo una gran emoción en La voz argentina, (Telefe, a las 21.15). El integrante del jurado estuvo al borde de las lágrimas cuando el participante Gianfranco Nanni (27), nacido en Venezuela y radicado en la provincia de Santa Fe desde hace 16 años, le deparó una sorpresa increíble

El joven cantó el tema Te vi venir, de Sin Bandera. Y se dieron vuelta Soledad Pastorutti, Montaner y Axel, en ese orden. Pero lo más llamativo, que emocionó a todos, llegó luego: “Mi abuela te dio clases de piano cuando eras chiquito”, le dijo Nanni a Ricardo, quien inmediatamente exclamó el nombre de su antigua profesora: “¡Nelly Marcano!. ¿Dónde está Nelly?”.

Para sorpresa del canante, la mujer estaba en el estudio, claro. Y antes de abrazarla, completamente emocionado manifestó: “¡Ay, Dios, me voy a poner a llorar como un tonto!”. 

Abrazado a Nelly, Montaner evocó: “Yo cantaba en bares allá en Maracaibo. En lo que llaman cervecerías. Y cuando terminaba de cantar, me iba al piano bar que tenía Nelly, que se llamaba ‘El piano blanco’. Allí, ella cantaba detrás de un piano blanco, tocaba su piano maravillosamente y cantaba…”. Llegado a ese punto del relato, Ricardo hizo una pausa y admitió: “Estoy, de verdad, muy emocionado”.

“Me enamoraba ir para allá a escuchar canciones después de terminar de trabajar en las madrugadas de Maracaibo -siguió contando-. Y un día, me animé a pedirle a Nelly si me podía dar clases de piano. ¡Imagínate tú: decirle yo eso a una maestrota que no tenía ni tiempo porque vivía trabajando!”.

Entonces voy pa’ allá -continuó-, Nelly me da los primeros ejercicios y yo me voy para mi casa con el cuaderno y me indica que los aprendiera para la próxima clase”.

“Si no estudias, no te puedo seguir dando clases”, recordó que la profesora le reclamó al cabo de unos cuantos encuentros. “No practiqué porque no tengo piano”, se sinceró Montaner con su maestra entonces. “Yo tenía guitarra, pero piano no. Y ésa era una dificultad que no se podía superar”, destacó, entre risas.

“Siempre he tenido un recuerdo tuyo hermoso-le confió Ricardo a la abuela del participante-. ¡Vos estás igualita, Nelly!”. “Háblales bien de mí, de cuando yo era tu alumno”, le propuso, al tiempo que le pasó el micrófono.

Fue en ese momento que Nelly tomó la palabra y evocó los comienzos de Ricardo en la música: “Eras una hermosa personita, eras excelente”. Puesta a recordar, la profesora de piano contó que Montaner “cuando empezó a dar sus primeros pasos en la música, se llevaba a toda su banda a El piano blanco y ahí hacía su show para que el público lo empezara a oír; siempre fue muy bueno”.